Garantías

Si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero. 

Si al recibir cualquiera de nuestros productos, este no le satisface, puede devolvérnoslo y le reintegraremos su importe o, si lo prefiere, se lo cambiaremos por otro igual o por otro distinto de su elección, abonándole o cobrándole en ese caso la diferencia de precio que hubiera entre ellos (salvo que no proceda el derecho al desistimiento conforme al Art. 103 del RDL 1/2007, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias).

El plazo establecido por dicha Ley para la devolución de artículos de consumo es de 14 días naturales desde el día en que recibe el bien. Los gastos de envío correrán de su cuenta. 

Los productos deben devolverse completos, con todos sus accesorios, artículos incluidos como regalo, instrucciones, documentación y embalajes originales en perfecto estado.

Embale su devolución en un paquete cerrado y debidamente acondicionado para evitar que pudiera sufrir daños durante el transporte y contacte con nosotros para que tomemos nota de su devolución. No aceptamos paquetes cuyo envío no nos haya sido comunicado previamente, ni tampoco mercancías enviadas a portes debidos.

Dos años de garantía en todos nuestros productos.

La garantía de los bienes duraderos comercializados por esta empresa está sujeta a la aplicación de la Ley RDL 1/2007 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, durante un periodo de 2 años desde la fecha indicada en su factura contra cualquier defecto de fábrica, en los términos que establece dicha Ley.

Para poder tramitar la garantía, es necesario que conserve su factura de compra. La garantía es válida en todos los países de la Unión Europea.

No se entiende como defecto de fábrica aquel que es consecuencia del uso y desgaste natural (elementos como pulsadores, teclados, carcasas, escobillas, lentes y cabezales, elementos mecánicos, lámparas, pilas o baterías, y cualquier componente eléctrico que forme parte de motores, equipos o electrodomésticos, etc.)

El resto de fallos que puedan ocurrir en elementos presumiblemente duraderos durante los primeros 6 meses se suponen existentes desde fábrica y, por tanto, están cubiertos por la garantía. Salvo prueba en contrario, se presumirá que las faltas de conformidad que se manifiesten en los primeros 6 meses ya existían cuando la cosa se entregó, excepto cuando esa presunción sea incompatible con la naturaleza del bien o la falta de conformidad.

A partir de los mencionados 6 meses, se abre un plazo de año y medio durante el cual corresponde al comprador demostrar que el defecto que se observa es un fallo de fábrica, y no consecuencia del uso ni desgaste natural.

Como consecuencia de lo expuesto en el punto anterior, durante el plazo de garantía, los bienes defectuosos deberán enviarse al Servicio Técnico Oficial del fabricante para que estudie los defectos que presenten y dictamine sus causas, como único medio técnicamente cualificado para realizar ese diagnóstico.

Si la garantía es de aplicación, se sustituirá el producto por uno nuevo, si ello es posible y razonable. Si no lo es, repararán los defectos encontrados. Si el bien no fuera conforme con el contrato, el consumidor podrá optar entre exigir la reparación o sustitución del bien, salvo que una de estas opciones resulte imposible o desproporcionada. Se considerará desproporcionada toda forma de saneamiento que imponga al vendedor costes que, en comparación con otra forma de saneamiento, no sean razonables, teniendo en cuenta el valor que tendría el bien.

Serán gratuitos todos los costes de mano de obra y materiales en los casos en que la garantía sea aplicable. En el caso de fallos que, según el Servicio Oficial, no puedan ser cubiertos por garantía, se facturarán al cliente.

Solo procede la resolución del contrato o la rebaja del precio si existe un fallo atribuible a garantía, pero el bien no es reparable ni sustituible por otro similar. La rebaja y la resolución del contrato procederán cuando el comprador no pudiera exigir la reparación o sustitución del mismo.

En casi todas las ciudades hay Servicios Técnicos Oficiales de las distintas marcas. Si no sabe dónde se encuentra el Servicio Oficial de su marca, contacte con nosotros y estaremos encantados de facilitarle su dirección.